Buscar en
Estás en MUSICA >> CRITICA >>

Wilco: The Whole Love

Un artículo de Cesc Guimerà || 22 / 11 / 2011

Conocida es por todo el mundo la obsesión de Jeff Tweedy por no repetirse. La necesidad de componer y tocar con cierta sensación de incertidumbre sobre lo que acontecerá casi de inmediato, pero siempre dentro de un orden. Quizá por este motivo al líder de Wilco no le sentaban nada bien las insinuaciones -y a menudo también afirmaciones- sobre la posible autocomplacencia de la banda, radicada en unos terrenos más apacibles en sus dos últimos trabajos, Sky Blue Sky (Nonesuch, 2007) y Wilco (The Album) (Nonesuch, 2009).

En The Whole Love, primer trabajo de la formación de Chicago editado por su propio sello dBpm, vuelven a encontrarse elementos más clásicos y naturales con otros más abstractos, aunque alejados de la complejidad con la que Tweedy y los suyos condujeron al country-rock hacia una dimensión hasta entonces desconocida.

“Art of Almost” es una exageración recargada de lo que depara el resto del noveno trabajo de estudio de Wilco. En el equilibrio en la convivencia de la raíz americana clásica y el rock más empírico recae, de nuevo, el logro de un trabajo bien planteado y virtuosamente ejecutado, con el protagonismo del siempre barroco guitarrista Nels Cline calculado y comedido. The Whole Love transcurre en la alternancia de torrentes eléctricos (“I Might”, “Standing O” o “Dawned of Me”) y sonidos temperados, intimistas y acústicos (“Sunloathe”, “Open Mind” o “One Sunday Morning”), característica.

Jeff Tweedy no ha dudado a lo largo de toda su carrera de rodearse de colaboradores y prescindir sin reparo de ellos en función de las necesidades y las inquietudes del momento. Despidió a Max Johnson para alejarse del country. Rompió con el tristemente desaparecido Jay Bennett para olvidar las formas más clásicas y románticas y se desprendió de Jim O’Rouke cuando quiso dar carpetazo al periodo de máxima experimentación de la banda del que fueron fruto Yankee Hotel Foxtrot (Nonesuch, 2002) y A Ghost Is Born (Nonesuch, 2004).

Ahora, rodeado del bajista John Stirratt -único miembro original de la formación además del propio Tweedy-, Nels Cline, Glenn Kotche (batería) y Mikael Jorgensen (teclados), el de Chicago disfruta del mayor periodo de estabilidad en una alineación que no sufre alteraciones desde Sky Blue Sky. Sus propuestas siempre serán valoradas por el elemento transgresor y reformulador que abrió el prisma del country alternativo, aunque ya carezcan del factor sorpresa.

FICHA TÉCNICA DE WILCO: THE WHOLE LOVE

Discográfica: dBpm


Año: 2011

Lo mejor:  

El virtuosismo inherente en Wilco

Lo peor:

La sensación de tratarse de un disco de transición. Van tres seguidos.

Puntuación:









© Revista Fandigital.es 2000-2014
Revista iPad / | Contactar