Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Dredd - critica de cine
Buscar en
Estás en CINE >> CRITICA >>

Dredd

Yo soy la justicia

Un artículo de Diego Salgado || 03 / 9 / 2012
Dredd
Etiquetas: Dredd / / / Acción / CienciFicción / Aventuras /

Una distopía menos fantasiosa que realista, implacable con el espectador.

Estados Unidos. Siglo XXII. Tras una catástrofe nuclear, el país se ha visto reducido a una inmensa extensión de tierra contaminada, “maldita”, y una megaciudad donde viven hacinadas cientos de millones de personas. El precario orden social de Mega City 1 es mantenido por un gobierno dictatorial de jueces cuyos esbirros, entre ellos el mítico Dredd (Karl Urban), imparten justicia de manera instantánea y despiadada.

Pero, para ello, los jueces han de llegarse hasta los muchos criminales de la ciudad. Y algunos de ellos, como la salvaje distribuidora de drogas Ma-Ma (Lena Headey), son dueños y señores de rascacielos enteros. Sacar a Ma-Ma de su escondrijo no será tarea fácil para Dredd, acompañado encima por una juez en prácticas y con poderes telepáticos, Anderson (Olivia Thirlby), que conoce de primera mano las miserias sociales de Mega City 1 y no comparte los métodos expeditivos de Dredd.

Sería arriesgado afirmar que Dredd es una adaptación más fiel del cómic satírico creado en 1977 para la cabecera británica 2000 AD por John Wagner y Carlos Ezquerra que la dirigida en 1995 por Danny Cannon. Aquella, Juez Dredd, era desde luego un modelo de sumisión al estrellato de su protagonista, Sylvester Stallone, y al concepto kitsch de la superproducción que reinó en los noventa hasta desembocar (descarrilar) en cosas como Batman y Robin (1997) y Perdidos en el espacio (1998). Pero no carecía de interés su visión de Dredd como una figura trágica, abocada a la desprogramación y el heroísmo tras toda una vida marcada por las mentiras sobre sus orígenes y la fidelidad perruna a la ley (que no a la justicia).

En cualquier caso, los comentarios ideológicos del cómic original, que se burló con talento de las frustraciones ciudadanas gestadas en los convulsos setenta y de los delirios neoliberales propiciados en los ochenta por los gobiernos de Ronald Reagan y Margaret Thatcher, brillaron por su ausencia en Juez Dredd a favor del escapismo. Y, aunque también faltan en Dredd, es porque, con inteligencia, el guionista Alex Garland (firmante asimismo de las estupendas 28 días después y Sunshine) ha actualizado las inquietudes de Wagner y Ezquerra trasladándolas al incierto panorama socioeconómico que vivimos hoy por hoy y al inquietante futuro que se vislumbra. Dredd deviene así una distopía menos fantasiosa que realista.

Pero nos hallamos sobre todo ante una película de aventuras, y como tal Dredd no puede dejar de recomendarse. Abstracta en muchos momentos hasta recordar a un western o un thriller urbano, de atmósfera sofocante gracias al soberbio trabajo conjunto de fotografía, diseño de producción, maquillajes e interpretaciones (con mención especial al difícil trabajo de un Karl Urban que nunca se quita el icónico casco del juez), y de una brutalidad extrema que hacía tiempo no se veía en los cines y ya echábamos de menos.

Una odisea de supervivencia y dignidad en un entorno degradado; tan degradado que resulta comprensible la opción elegida por casi todos los personajes, pasar el tiempo colgados de la droga facturada por Ma-Ma, Slo Mo. En sintonía con su nombre, la Slo Mo procura efectos concretados visualmente en colores saturados y cámara lenta, el único y espléndido eufemismo que se permite esta película de aridez tan perturbadora como coherente.

Dredd y Anderson prefieren la lucidez, y la peripecia transformará sutilmente a uno y otra hasta hacer de ese “yo soy la justicia” proclamado robóticamente por Dredd antes de condenar a los criminales una cualidad ajena al poder establecido, más propia de un individuo empeñado en dejar una huella digna en el mundo aunque no sirva para nada.

Dredd es la mejor película de acción estrenada en lo que llevamos de 2012.

FICHA TÉCNICA DE DREDD

Título original: Dredd.

Fecha de estreno: 07-09-2012

Web oficial: www.dreddthemovie.com/ |

Año: 2012 Duración: 95 min

Director: Pete Travis.

Guión: Alex Garland.
Intérpretes: Karl Urban, Olivia Thirlby, Lena Headey, Warrick Grier, Domhnall Gleeson.

Lo mejor:  

-El riesgo corrido por sus responsables, en una época como la nuestra laminada por la corrección política y el infantilismo.

-Todos los aspectos formales, brillantes.

Lo peor:

-A veces su sequedad expositiva se confunde con inexpresividad.

Puntuación:

7,5

Para aficionados a un cine duro, sin concesiones, tanto a nivel estético como argumental.