Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
RED - especial de cine
Buscar en
Estás en CINE >> ESPECIAL >>

RED

Un grupo de asesinos Retirados y Extremadamente Destructivos liderados por el mismísimo Bruce Willis pone en jaque a la CIA y sus oscuros secretos

Un artículo de Javier Jiménez Jiménez || 28 / 11 / 2010

Allá por 2004, Warren Ellis presentó una serie limitada con la marca de la casa: violencia extrema, situaciones dantescamente sangrientas y explosiones que harían palidecer a cualquier producción de Michael Bay.

La serie se vendió bastante bien y, con los productores de Hollywood siempre a la busca y captura del próximo éxito descomunal, fue comprada para convertirla en un guión de cine. Ellis, acompañado al dibujo por Cully Hamner, nos presentaba a Paul Moses, un antiguo asesino retirado que guarda un asombroso parecido con el John McClane de La Jungla 4, así que la decisión no pudo ser muy difícil: qué mejor garantía de diversión y acción que contar con Bruce Willis como cabeza de cartel de tu película.

RED-ACTANDO EL GUIÓN


El principal problema con el que se encontraron los guionistas al inicio de su adaptación del cómic de Ellis y Hamner fue su longitud. Con apenas 65 páginas, la serie original se convertiría en un mediometraje o en el capítulo de alguna desquiciada serie de televisión, pero para conseguir un largometraje era necesario ampliar la historia más allá de la aniquiladora venganza de Moses contra la CIA.
La misión recayó sobre dos jóvenes guionistas con experiencia en esto de las adaptaciones de cómics. Jon y Erich Hoeber habían entregado el libreto para Whiteout, basada en la obra de Greg Rucka y Steve Lieber, y escrito el que se convertirá en la película de American´s McGee Alice. “Dado lo breve que es la novela gráfica”, comentaba Jon Hoeber, “sabíamos que debíamos usarla simplemente como punto de partida. Moses es uno de los tipos más peligrosos del mundo y ha matado a mucha gente, pero también posee una increíble inocencia. Se nos ocurrió la idea de que, si él es una agente ya jubilado al que, de repente, deciden eliminar, debían existir otros operativos en la misma situación. Ese concepto nos llevó a crear los demás personajes de la película y nos dio la libertad de idear las desquiciadas vidas que habrían llevado”.

Warren Ellis quedó plenamente satisfecho con el trabajo realizado por los guionistas llegando a referirse a la “magnífica labor realizada por ellos y el equipo de producción de RED”, incluso si “la película es algo menos sangrienta y mucho más divertida que nuestra obra; era necesario ampliar la historia principal así que no tiene sentido ponerme sobreprotector. De todas maneras, fue un placer encontrarme con que Jon y Erich preservaban perfectamente los temas centrales del cómic”.

En-red-ando a Bruce Willis


El escritor quedó inicialmente sorprendido por la elección del director Robert Schwentke. “Puede que mucha gente no lo sepa pero Robert es un gran aficionado al cómic. De hecho, cuando nos conocimos, me citó unas líneas del primer cómic que escribí”.

Schwentke es un autor alemán con títulos como Plan de Vuelo: Desaparecida o Más Allá del Tiempo como carta de presentación. No parece la elección obvia para un proyecto de estas características pero su pasión por el noveno arte y la decisión de los productores de hacer un proyecto alejado de lo convencional, consiguieron que se hiciera con la silla del director.

Entonces quedaba la parte más complicada. Todos los integrantes del equipo del film lo tenían claro. “Mira la portada de la novela gráfica y a ver si eres capaz de imaginar a otro interpretando a Frank Moses”, comentaba el productor Lorenzo Di Bonaventura. En cuanto al cambio de nombre, de Paul a Frank, es una de esas cosas que hace Hollywood de vez en cuando y nunca fáciles de entender.

Por supuesto, Willis aceptó. El actor siempre se ha prestado a proyectos arriesgados y nunca ha tenido ningún problema a la hora de aceptar papeles pasados de rosca: “este proyecto ofrecía una mezcla muy fresca”, explica Willis, “y eso me interesó. Tiene parte de película de gran golpe, parte de comedia, parte romántica y parte de gran película de acción. Pero, bajo todo eso, está el concepto de soledad, de sentirse excluido y verse expulsado del equipo por ser demasiado viejo para seguir jugando.”

La red-imensión del héroe


La historia se inicia con Frank Moses, antiguo agente de operaciones encubiertas, llevando una existencia tranquila hasta el día en que un equipo de asesinos intenta acabar con su vida. A partir de ese momento, Moses reclutará a su propio grupo de operativos retirados para llevar a cabo una misión de venganza contra los altos cargos de la CIA, que son los responsables de que la cabeza de Moses tenga precio por los secretos que guarda tras sus múltiples operaciones encubiertas.

Frank se verá ayudado por Joe (Morgan Freeman), Victoria (Helen Mirren) y Marvin (un desquiciado y caricaturesco John Malkovich), todos antiguos espías y objetivos prioritarios de la Compañía. Además, también conoceremos a Iván (Brian Cox), antiguo espía de la Guerra Fría, Alexander Dunning (Richard Dreyfuss) o William Cooper (Karl Urban), que será el encargado de dar caza a Moses en su vendetta, al tiempo que este protege a Sarah (Mary-Louise Parker), una mujer de la que está enamorado pero sabe demasiado de su pasado para estar a salvo.

El grupo emprenderá una cruzada imposible que los llevará a atravesar el país hasta infiltrarse en la sede central de la CIA, todo para destapar la mayor conspiración de la historia del gobierno de los Estados Unidos.

LA SERIE QUE PUDO SER
No es esta la primera adaptación a la pantalla de la obra de Warren Ellis. En 2004, Warner Bros. rodó el piloto de Global Frequency, adaptación de la serie de 12 números que contaba los casos de una organización de inteligencia independiente que lidiaba con sucesos ultraterrestres y de naturaleza extraña. La formación contaba con un total de 1001 operativos que eran “activados” mediante un teléfono móvil en base a su utilidad con respecto a la amenaza.
El episodio contó con excelentes críticas y la elección de Michelle Forbes como Miranda Zero, directora del proyecto GF, fue muy celebrada por la comunidad de fans. Sin embargo, la filtración del episodio a la red, problemas presupuestarios y, dicen algunos, la excesiva extravagancia de sus guiones no aptos para todos los paladares, hicieron que la serie se cancelara antes de ser estrenada.

LOS OTROS PROTAGONISTAS
Hay que aceptar que el elenco de actores que se han reunido para este largometraje es de los mejores que hemos podido ver en los últimos tiempos. Una película que reúne a Morgan Freeman (Cadena Perpetua, Wanted o Batman Begins), John Malkovich (El Intercambio, Beowulf o Jonah Hex), Helen Mirren (La Reina o La Sombra del Poder) y Brian Cox (X-Men 2 o The Ring) debe tener algo especial.
Si además, guarda papeles para otros como Richard Dreyfuss (Encuentros en la Tercera Fase o Tiburón), Mary-Louise Parker (la serie Weeds) o Karl Urban (Star Trek, trilogía del Señor de los Anillos o El Mito Bourne) que además estará en la próxima película del Juez Dredd, la cosa sólo puede ir a mejor.

PRECUELA SÍ, PERO EN CÓMIC
La creación de los nuevos personajes para la película ha conseguido despertar el interés de la industria del cómics y, con este motivo, antes del estreno de la misma se pusieron a la venta una serie de especiales que servían de precuela al film.
Un total de cuatro one-shots nos contaban las aventuras previas a Red de Frank, Victoria, Joe y Marvin. Con dos de ellos realizados por los artífices del guión del largometraje, el proyecto ha presentado cuatro interesantes historias que amplían el pasado de estos personajes y se leen como una extensión del desquiciado y violento universo de Moses y compañía.



ARTICULOS DE RED