Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Bon Jovi declara su amor por Barcelona en una cita con la historia - noticias de musica
Buscar en
Estás en MUSICA >> NOTICIAS >>

Bon Jovi declara su amor por Barcelona en una cita con la historia

3 horas de concierto marcadas por su entrega

Un artículo de Redacción || 28 / 7 / 2011
bon jovi

Bien por la proximidad del fin de gira y el esperado regreso a casa, bien porque recordaba su última actuación en Montjuic, Bon Jovi y particularmente el líder de la banda, efusivo y generoso como en las mejores citas, dejaron un sabor de boca inolvidable que convierte el escenario olímpico en punto de referencia de sus giras.

Si en 2008 el inicio del concierto hacía intuir que el cansancio por su visita anterior al Rock in Río de Lisboa iba a convertir su directo en un compromiso a resolver con diligencia, el mismo entusiasmo que acabaron mostrando al recibir el enorme calor del público ha estado presente en este su último show, dos días antes de su paso por San Sebastián, y en que muy pronto hubo compromiso de noche de las grandes: como los “buenos vinos, este concierto mejora con el tiempo”. Y el mayor canto a la esperanza con un “tenemos preparada una noche repleta de sorpresas”.

Tras la sentencia, empezó a intuirse que aquello no iba a quedar en una mera frase hecha: I Believe, tema de apertura de Keep The Faith, fue el primer corte sacado de una chistera que tras el inicio enérgico de Raise Your Hands y temas inevitables encadenados en su permanente búsqueda del rizado de rizo, escondía un poco de todo lo que puede hacer que los grandes sean auténticamente grandes. Más versiones y más variadas (volvió con Vertigo de U2, dejó que Tico Torres o McDonald marcaran desde sus instrumentos el rumbo de las cover a su antojo), interpretaciones generosas en voz y actitud, de las que acaban en afonía al día siguiente, e incluso versos de Bed of Roses cantados en español (con evidente peso simbólico, su dicción tiene los límites que tiene), hicieron el resto.

Muy superadas las dos horas, con el acto de rendición de culto inevitable a temas que han pasado de clásicos a auténtico legado, el discurso de agradecimiento a sus fans por la lealtad reservaba desde un Something to Believe In con la voz servida sin ambages, a un encadenado mítico con Hey God y una inevitable declaración de intenciones con Always, todo mientras los amagos de despedida se saldaban con rotundas muestras de afecto por parte del público, de tal forma que convertido el concierto en fiesta, no hubo otra que alargar la función hasta alcanzar las tres horas.

Mientras algunos se consumen en el fuego de su propio éxito, mientras otros simplemente caen por sus propias limitaciones o por el estrecho margen que dejan las modas, Bon Jovi recuerda una vez más cómo por encima de los gustos de quienes en pocos años deberán renovar vocación y discurso, el suyo sigue indeleble con el paso del tiempo. Cuando algo así sucede, un grupo debe optar si quiere limitarse a administrar marca o si por el contrario deben recrearse en su naturaleza de leyenda. Al elegirse lo segundo, el espectáculo está garantizado, se vuelve inalcanzable.

ARTICULOS DE BON JOVI

Buscar BON JOVI en

Buscar BON JOVI en NEWS









© Revista Fandigital.es 2000-2018
Revista iPad / | Contactar