Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Nintendo se acerca a la era post-wii ¿y ahora qué? - noticias de videojuegos
Buscar en
Estás en VIDEOJUEGOS >> NOTICIAS >>

Nintendo se acerca a la era post-wii ¿y ahora qué?

Tras vivir unos años dorados, la realidad obliga a la reinvención

Un artículo de Redacción || 02 / 11 / 2009
Nintendo

¿Tienen todos los gigantes los pies de barro? ¿es su propio tamaño y motivo de su fuerza la razón de su debilidad?
Aparentemente las grandes compañías parecen monstruos indestructibles capaces de liderar el mercado y moverlo caprichosamente según sus designios. Pero con demasiada frecuencia la historia nos demuestra que movimientos equivocados o padecer una nueva tendencia con un pie cambiado puede tener graves consecuencias. Y eso es algo que en el entorno de Nintendo seguro tienen presente estos días.

Durante muchos años la compañía de Mario y familia fue el mayor símbolo del videojuego. Logró en los 8 bits representar al mercado de las consolas, libró una batalla en los 16 bits con Megadrive que hoy parece mucho más ingenua y respetuosa de lo que entonces entendían los usuarios de una y otra consola. Pero tras esa época apacible las cosas se complicaron. El mercado fue volviéndose cada día más difícil con la irrupción de nuevas marcas, Nintendo perdió protagonismo y su rival entraría en una serie de tropiezos que llevarían a su desaparición como desarrolladora de hard. Todo un aviso para navegantes.

Si Nintendo sobrevivió fue gracias al poder de sus mascotas (en aquellos años lideradas por la fauna Pokemon) y por su hegemonía en portátiles. Por ello, cuando muchos años después y sumida en una minoritaria tercera posición Sony quiso atacar donde más podía doler, morder al cuello de Gameboy, era hora de reinventarse.

La idea de la doble pantalla de Nintendo DS sonaba a solución desesperada. Sony obnubilaba a todos con un producto acorde con los nuevos tiempos: gadget fascinante de enorme atractivo. La diferencia tecnológica era abismal. Incluso estética, con numerosos redactores de prensa especializada burlándose del aspecto obsoleto de la primera DS. Y a pesar de ello poco a poco Nintendo logró ganar cuota de mercado hasta imponerse. La piratería hacía mella a una rival, Sony, que todos consideraban se había beneficiado de ella para ganar posiciones con Playstation. Nintendo mientras tanto consumaba su reinvención con liftings a su portátil para darle un aspecto depurado y Wii entraba en escena para consumar la estrategia en consolas de sobremesa. La tecnología ya no era importante. Ellos tenían al producto vencedor, un invento especial, un regalo 'cool'.

Reinventarse o morir


Durante los últimos años, intendo ha ido sacando pecho a cada balance de ventas. Con un parque de consolas abultado hasta el extremo, superando una y otra vez su teórico techo de ventas, los títulos más o menos hábiles a la hora de llegar al gran público intentaban con mayor o menor éxito que sus usuarios le sacaran el polvo para volver a utilizarla. Esto porque la cruda realidad es que como regalo cool no lograba implicar lo suficiente a muchos de los usuarios que había captado víctimas de una moda. En más de un 60% se cifraba el número de consolas sin usar. Un porcentaje demoledor.

Y es así como la enorme caída de ventas actual aparece como una consecuencia lógica (ya no hay prácticamente público objetivo al que vender consolas) y un problema de estrategia. Satoru Iwata declaraba recientemente a inversores y analistas que las ventas se habían interrumpido bruscamente, que el débil catálogo no ayudaba. Pero el problema podría ser mayor, atendiendo a los rumores insistentes y las noticias confirmadas en cuanto a la estrategia de la compañía: una nueva Wii de reducido tamaño (rumor), una DS con una pantalla mayor para facilitar la visualización.

Quizá las particularidades del mercado nipón, inmerso en su propio via crucis y perdiendo fuerza frente a occidente (situación inimaginable años atrás) les confunda en ese sentido. Si allí cada reedición de la portátil vende, difícilmente puedan volver a vender una consola en el resto del mundo a quien ya la tiene por mucho que la aderecen de colores y le sigan añadiendo pequeños extras. Más en tiempos de recesión. Más sin el cambio contundente que podría ser necesario y sabiendo que de lograrlo éste cambio podría dejar fuera a los usuarios 'casual' que han logrado los últimos años.

¿Existe entonces posibilidad de cambio? ¿tienen otra carta en la manga? ¿apostarán esta vez por la vía tecnológica para lograr títulos más apabullantes que originales? Si su éxito hasta el momento se ha basado en el nicho de precios reducidos, interfaz original y marketing, la fórmula parece difícilmente repetible y el cambio de segmento extremadamente complicado. En todo caso si una vez lograron evitar el abismo para ser líderes en ventas cuando nadie lo esperaba, habrá que esperar su reacción. Pero recordando a su rival de la época clásica, deberán hacerlo con cuidado. El precio del error es tan grande como la paradoja de pasar tan pronto de vencedor a vencido.



ARTICULOS DE NINTENDO

Buscar NINTENDO en

Buscar NINTENDO en NEWS









© Revista Fandigital.es 2000-2019
Revista iPad / | Contactar