Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Cargo - critica de cine
Buscar en
Estás en CINE >> CRITICA >>
Cargo

Un barco cargado de...

Un artículo de Inma Valls || 14 / 3 / 2006

Especie de thriller con fondo social, el primer film dirigido por el documentalista Clive Gordon no logra convencer en ninguna de las citadas categorías.

Los viajes en alta mar siempre han dado muchos quebraderos de cabeza tanto a los que habitan el minúsculo escenario flotante como al espectador que sufre con los pasajeros toda clase de tropelías (Calma total, Ghost ship, por no hablar de Titanic).

El inicio de Cargo invita a pensar que nos encontramos ante un thriller psicológico, cuya atmósfera se revela como elemento indispensable dentro del ambiente insano y claustrofóbico del que no se puede escapar ni un solo instante. El recurso tramposo de la música -sobradamente conocido- las sombras y algún que otro guiño esquivo de guión, ayudan a urdir ese desasosiego producido en el espectador que sin embargo es incapaz de dejar escapar algunas dudas que le asaltan al poco de comenzar la narración. Porque resulta complicado clasificar esta producción europea en cualquiera de los géneros conocidos por el público sin quedarse a medio camino. Especie de thriller con fondo social, el primer film dirigido por el documentalista Clive Gordon no logra convencer en ninguna de las citadas categorías.

No cabe duda que el arranque resulta aparentemente prometedor. Un joven viaja a Africa y enseguida se ve envuelto en problemas cuando intenta robar una pulsera (y la pregunta, ¿para qué querrá con tanto ahínco la dichosa pulsera?) quedándose sin pasaporte ni dinero. Más tarde coincide en un bar con unos marineros que deben llevar una carga a Europa. Chris (Daniel Brühl) no lo piensa dos veces y decide probar suerte como polizón. Una vez descubierto, se dará cuenta del peligro que supone para él el haberse embarcado a bordo del Gull.

Si quisiéramos pronunciarnos únicamente por los aciertos del film, no es necesario ser muy avispado para darse cuenta de que el elenco de esta producción alcanza cotas altamente valorables. Esta es una producción de presencias, empezando por Peter Mullan (Mi nombre es Joe, premiado en Cannes como director por las hermanas de la Magdalena) un hombre de personalidad recia al que solo le basta una mirada para desarmar al que le da la réplica (algo así como el Ed Harris escocés). Le siguen nuestro mayor talento Luis Tosar, en un papel que requería un desarrollo mayor, y el joven Daniel Brühl, conocido por todos gracias a Good Bye Lennin!.

Pero estaremos de acuerdo en que la sola presencia de actores con amplios recursos y una atmósfera más o menos creíble no basta para captar el interés en al platea. La pregunta que queda es qué hubiera pasado si el guión escrito por Paul Laverty, habitual guionista de Ken Loach, hubiera optado o por el thriller o por el cine social. La combinación de códigos tan diferentes da al traste con la historia y resta elevadas dosis de efectividad al conjunto de la cinta. Los actores hacen lo que pueden, pero ninguno de los personajes traspasa la pantalla, incapaces de ir más allá de unas desconcertantes frases que se ahogan en su propia ineficacia. Así pues, todo el carisma reunido en el reparto va quedándose atrás conforme avanza la acción, y lo que promete queda destruido en el resultado.

El objetivo de Cargo parece haber sido, por tanto, la realización de una obra henchida de expectativas que llevadas a cabo por una narración de manual del correcto y manido thriller psicológico, pero que acaba por deshincharse cual globo tras el esclarecimiento de los terribles secretos que guardan los marineros del Gull. Decepciona por un guión tramposo y una acción narrativa carente de originalidad y mal resuelta, con prisas después de haber prometido tanto dando tan poco. Una lástima.

FICHA TÉCNICA DE CARGO

Título original: Cargo

Fecha de estreno: 10-03-2006

Año: 2005 Duración: 90 min

Director: Clive Gordon

Guión: Paul Laverty
Intérpretes: Peter Mullan, Daniel Brühl, Luis tosar

Lo mejor:  

- la atmósfera creada.
- los actores.

Lo peor:

- que no convence ni como thriller ni como cine comprometido.

Puntuación:

4,5

sdesasosegante atmósfera, frío resultado