Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Baz Luhrmann - entrevistas de cine
Buscar en
Estás en CINE >> ENTREVISTAS >>
Baz Luhrmann

Baz Luhrmann

Director de Moulin Rouge y Australia

Un artículo de Jaime de Mora || 26 / 12 / 2008

Elegante como un pincel y con una sonrisa de oreja a oreja, Baz Luhrmann nos recibe en una habitación del hotel Ritz donde se encuentra presentando Australia. El director de la exitosa recuperación del género musical Moulin Rouge nos quita de las manos el ejemplar de Fanzine Digital con que ibamos a fotografiarle y dedica un par de minutos a analizar la revista. Le llama poderosamente la atención la sección de cómics y nos pregunta con vehemencia sobre ellos. Le recomendamos algunas colecciones del mercado y se apunta las que más le interesan: Sandman, Fábulas, The Ultimates y Los Muertos Vivientes. Asegura que pueden ser una inspiración para sus próximas películas. Estas pesquisas nos roban parte del tiempo pactado para la entrevista, pero Luhrmann asume las culpas y pide a su intérprete que le deje terminar. Aquí recogemos parte de unas preguntas que Baz responde gustoso, sincero y directo.

Primero, nos gustaría saber cómo fue la reacción de los australianos a esta película, especialmente teniendo en cuenta que le has otorgado una gran importancia a momentos históricos como el ataque a Darwin, que no eran muy conocidos.
Ésta es una película histórica, y el hecho de que no haya habido una reacción tan grande sobre este hecho significa que la gente no conocía el ataque a Darwin. Pero, definitivamente, la mayor reacción, la más profunda y la mayor sorpresa es la cuestión sobre esta generación robada. Sólo para ser claro contigo mismo y con la audiencia acerca de qué trata: En nuestro país, si un presidente electo como Barack Obama hubiese nacido en Australia, en los 40, la policía gubernamental le hubiese separado de sus padres, le habrían metido en un zulo y probablemente le habrían mentido diciéndole que sus padres estaban muertos. Y nunca más le verías. Él pensaría que realmente fue así. Su nombre habría sido cambiado. Y habría sido reprogramado para convertirse en un servidor más de la sociedad. Suena como a uno de tus cómics, ¿verdad? Y podría haber pasado de verdad.
E incluso hoy en día, cuando ese hombre es el presidente de los Estados Unidos. Así que así de cerca está, así de profunda es la herida en nuestro país, y es un capítulo oscuro.

¿Y cómo planteas ese enfoque a tu país?
Lo que hace grande a este país es que nunca desconfiaremos de él. Tenía la oportunidad de hacer una gran obra de entretenimiento y, en el fondo, este film es como un cómic gigante, tiene un montón de comedia, acción, romance y drama. Pero en el corazón de todo esto, está este oscuro capítulo. Y la que seguramente ha sido la más potente y sorprendente reacción es que, nada más acabar de rodar el film, el Primer Ministro Australiano consiguió juntar a todas las tribus de Australia.

En ese sentido ha logrado ser un ejemplo
¡Exacto! Creo que es una lección para todas las naciones, al igual que para cada uno de nosotros, que si tienes cosas en tu vida, lazos con personas, familiares, amigos, gente que quieras…pase lo que pase, si no lo afrontas, si no cuentas la historia, si te arde por dentro, te destruirá. Yo creo que nuestro país estaba ardiendo por dentro y que eso ha detenido su crecimiento. Y contando su historia y diciendo la verdad, mi país está dando los primeros pasos para alcanzar la madurez.