Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
J.J. Abrams, director de 'Star Trek' - entrevistas de cine
Buscar en
Estás en CINE >> ENTREVISTAS >>
J.J. Abrams, director de 'Star Trek'

J.J. Abrams, director de 'Star Trek'

El creador de 'Lost' y 'Monstruoso' desvela los secretos de su propuesta más ambiciosa

Un artículo de Diego Salgado || 08 / 5 / 2009

Tan impresionante era el séquito que le rodeaba en el hotel donde nos concedió la entrevista, como natural resultó ser él mismo: J.J. Abrams nos pareció un colega que nos hablase con entusiasmo de un logro que sintiese le ha salido bien. Claro que el logro, en el caso de Abrams, es una película de 150 millones de dólares que constituye una de las apuestas más fuertes del cine de Hollywood para 2009.

Todo ese trabajo se multiplica en tu caso al no ser sólo director. En tus trabajos para el cine y la televisión, sueles ejercer además como productor, co-guionista… incluso compositor. ¿De dónde sacas la energía, el tiempo y la confianza en ti mismo para involucrarte a tantos niveles en un proyecto?

La única respuesta que puedo darte a esa pregunta maliciosa (risas) es que amo hacer películas. Y amo cada faceta de hacer películas. Por eso, cuando alguien me consulta algún aspecto técnico, me pide opinión o me plantea un problema, no puedo evitar marcharme a su lado y ver cómo va a concretar la respuesta que le he dado, cómo va a resolver el problema. Y a menudo me he encontrado a mí mismo pensando, “me gustaría hacer ese trabajo”, no importa si hablamos del productor, el maquillador o el encargado de montar el sonido. Creo que tiene más que ver, en cualquier caso, con la curiosidad y el cariño por lo que haces que con la capacidad. Porque cuando estás haciendo lo que amas, no te importa dedicarle todo el tiempo del mundo, y aprender más y más sobre ello. Siempre hay tiempo para hacer aquello que más nos gusta. No hay misterio en cómo lo hacemos, en cómo podemos llegar a todo, porque nuestra pasión puede con eso y con más, y sin que uno lo viva como un sacrificio o algo malsano. Se podría decir, me han dicho más de una vez, “eres aprendiz de todo y maestro de nada”, y puede que tengan razón. ¡Pero qué hacer, cuando te gusta de las películas desde sentarte tras la cámara al empaquetado del DVD! ¡Wow, quién habrá diseñado esta carátula! ¡Yo quiero hacerlo! (risas).

¿Nunca ha sido una cuestión de ahorro de costes, al modo de la factoría Corman?

Si te dijese que eso nunca ha tenido que ver te mentiría. He compuesto un par de temas musicales en alguna ocasión porque era más barato y rápido que contratar a alguien para hacerlo, pero mi intención profunda no era ahorrar dinero a la productora, sino aprovechar la circunstancia para ver hasta dónde podían llegar mis talentos en lo musical, o en cualquier otra faceta.

Hablando de costes, se te asocia comúnmente con el cine de enorme espectáculo, desproporcionados presupuestos y promociones. Sin embargo, no sé si tú te verás a ti mismo de esa manera, tus obras están teñidas a menudo de gran romanticismo, así como de soluciones narrativas que no se deben tanto a la explosión y el efecto especial como a la respuesta sorpresiva y emocional que puedan generar en el espectador.

Es curioso que me plantees esta pregunta, porque hace unos días otra periodista me echaba en cara que no creía posible que yo dirigiese una pequeña película, ambientada en un barrio neoyorquino y protagonizada por dos jóvenes profundamente enamorados, sin agentes secretos ni extraterrestres corriendo de un lado al otro. Y no tuve más remedio que recordarle que ese argumento que me proponía como imposible para mí es precisamente el de Felicity, una de mis primeras series. Felicity era una estudiante que residía en Nueva York, y se enamoraba, y solía dar muchos paseos melancólicos por las calles otoñales de la Gran Manzana, con una pareja o, en su defecto, con un perro (risas). En cualquier caso, para mí no hay ninguna contradicción entre las emociones humanas, los sentimientos, y el espectáculo que pueden proporcionar unas imágenes vistosas y los efectos visuales. A mí me encantan ambas cosas, disfruto con su combinación, y creo que hasta cierto punto, sería un debate muy largo, están ligadas, al menos tal y como yo veo las cosas. Porque estamos saturados de imágenes brillantes; uno sabe que tres semanas después de que estrenemos Star Trek llegará otra película que llevará aun más lejos la vistosidad y la brillantez de las imágenes, que hará parecer más real lo irreal. Pero el factor diferencial está precisamente en combinar tal aspecto con esos otros que dices haber visto en lo que hago, y que probablemente sí, están ahí: los personajes, sus miedos y sus emociones, su destino. Si yo te pidiese que me hicieses ahora mismo una lista de las diez mejores películas que has visto en tu vida, me apuesto algo contigo a que en casi todas ellas lo que importa es el destino de unos personajes bien definidos. Unos personajes que te han importado, a los que recuerdas como si fueran viejos conocidos.

No siendo trekkie, y habiéndolo proclamado a los cuatro vientos, ¿cuál ha sido la reacción de los fanáticos de Star Trek cuando has exhibido previews de la película en convenciones y otros ámbitos donde has sido presa, por decirlo así, de unos criterios tan exigentes como los suyos?

Te reconozco que no las tenía todas conmigo, pero todo ha ido siempre muy bien en cada convocatoria. Para un trekkie, los personajes de las series y las películas anteriores son lo que comentábamos, seres muy queridos que les han acompañado durante décadas. Por eso ha sido fundamental la aportación de Roberto [Roberto Orci, co-guionista del film junto a Alex Kurtzman], porque él sí es un trekkie, y además se ha movido entre ellos: sabe cómo respiran, hasta dónde llega su tolerancia, el enorme cariño que justifica sus aprensiones iniciales ante un proyecto como el nuestro. Pero como te decía, no me he encontrado más que respuestas positivas, gente que incluso cuando tiene otras ideas nos ha reconocido que no hemos fallado, que nuestra película es perfectamente disfrutable para ellos y, lo más importante, que les habían quedado ganas de ver cómo nuestros Kirk y Spock llegarían a ser los suyos. Una idea muy bonita.



ARTICULOS DE STAR TREK

Buscar STAR TREK en

Buscar STAR TREK en NEWS









© Revista Fandigital.es 2000-2017
Revista iPad / | Contactar