Fandigital y Comicdigital emplean cookies para determinadas funcionalidades. Si continúa navegando asume la aceptación de las mismas.
Dragonwolf - Pantalla Invisible - blogs de cine
Buscar en
Estás en CINE >> BLOGS >>

Dragonwolf

Un artículo de Eduard Terrades Vicens || 19 / 5 / 2014
Pantalla Invisible

Para bien o para mal, los Tailandeses siempre nos sorprenden con sus clónicas cintas de acción urbanas que, en la mayoría de los casos, siguen el mismo patrón preestablecido: argumentos imposibles, guiones sin contenido, personajes superficiales y machistas que son puestos a raya por el héroe en función o feministas hiperbolizadas, actores acartonados y… ¡tortas como panes! A medio camino se queda Dragonwolf (2013), una producción que, no nos engañemos, su título no apunta demasiado alto; no es atraíble ni para ningún espectador acostumbrado al cine “mainstream”, ni para aquellos que nunca se cansan de tragarse filmes de artes marciales. Y a pesar de ello, es una de esas películas que intenta ir un poco más allá de los tópicos del cine de acción tailandés, a pesar de que su historia de dos hermanos bastardos, engañados y enfrentados entre ellos, está más vista que el tebeo. Puede que al estar rodada por un joven realizador alemán (Raimund Huber, responsable de Bangkok Adrenaline) la ayude a diferenciarse de otros productos “made in thailand” de la última década.

Pantalla Invisible



En un Bangkok imaginario (reconvertido en Devil’s Cauldron, la ciudad de los lobbys financieros y el crimen legal) un niño blanco (Johan Kirsten, que también figura como guionista del filme) salva a otro tailandés (Kazu Patrick Tang, “stunner” habitual de la industria fílmica tailandesa), sin saber que un chamán le ha transmitido una serie de poderes vinculados a la imbatibilidad, y al enterarse de que es huérfano presiona a su madre para que le adopte. Veinte años más tarde, los dos hermanos, no de sangre, se han convertido en dos poderosos mercenarios y mensajeros de un poderoso mafioso que toca varios palos de los negocios sucios de la ciudad: desde la prostitución hasta la droga dura, pasando por el “mobbing” inmobiliario. Trabajan conjuntamente, sin reproches ni malos entendidos por su desigualada facturación económica. Sin embargo, su fraternidad quedará tocada cuando una mujer entre en sus vidas y sea la fuente de disputa de sus corazones, siendo en realidad una maquiavélica maniobra de su padrino para conseguir que ambos se destruyan ante el poder físico y tácito que han ido acumulando en estos años de podredumbre criminal. El dragón contra el lobo, dos caras de la misma moneda, dos pieles duras de rasgar que se unirán en un todo o nada final para erradicar la violencia subversiva de una ciudad controlada por grandes corporaciones y que como tal se ha convertido en una autarquía urbana.

Pantalla Invisible



Dragonwolf está íntegramente rodada en inglés (a diferencia de las dos primeras cintas de acción de Huber) con la firme voluntad de colocarla a los mercados internacionales (empezando por Alemania). Un factor contraproducente teniendo en cuenta el target de público que suele consumir estas películas: seguidores del cine asiático de artes marciales que preferiblemente las visionan en versión original subtitulada. No obstante, y en otras épocas, estas películas de acción urbana, de violencia gratuita sin ningún tipo de esteticismo, tenían mucha aceptación entre esos videoclubes de la periferia. Pero el fallido objetivo de su realizador por darle otro enfoque a la historia, de darle una mayor profundidad emocional, introduciendo sub-tramas que lo único que hacen es entorpecer la narración y la unidad temporal de la misma, la dejan navegando contra marea. Malas resoluciones argumentales (el fallecimiento de la madre), personajes que aparecen de la nada y que no vienen a cuento (una niña que fue salvada por el chico tailandés y que reaparece cuando éste se encuentra en extremaunción durante un combate callejero) y, en general, muchas secuencias en las que no transcurre nada (de los 121 minutos de metraje, se puede aprovechar poco más de una hora). ¿A quién convencerá, teniendo presente que las artes marciales ejecutadas no son para tirar cohetes, más bien al contrario, y que no cuenta entre su reparto con ninguna cara conocida del género que contrarreste los despropósitos y respalde el proyecto? Se me escapa la ambición de su Raimund Huber a la hora de progresar como cineasta. De momento tiene pendiente de estreno White Tiger (rodada ya en Estados Unidos), pero producciones como la que tenemos entre manos no ayudan demasiado a confiar en su potencial crecimiento como cineasta de acción; no sería un diamante en bruto como tampoco lo es esta historieta tan manida de falsa fraternidad y redención urbana que va decepcionando a medida que se aproxima a su clímax final. Una lástima.

Pantalla Invisible



Ediciones disponibles: editada en DVD y BD en Estados Unidos, Reino Unido y Alemania (único país éste en ser editada sin cortes de censura, ni alteraciones en el montaje).

Opinión de los lectores

No hay mensajes publicados, publica el tuyo . La identificación es voluntaria pero te permite mantener tu nombre y avatar. Hazlo desde aquí

Nombre:

Texto:

Introduce el código de validación inferior en la casilla:


Normas de uso:

-Agradecemos cualquier punto de vista adicional sobre el artículo.
-Tu comentario nos aportará más si no descalifica la opinión del redactor y aporta tus propias razones al debate. Cualquier corrección será, por supuesto, bienvenida.
-Está prohibido el spam, los enlaces a contenido ilegal y las descalificaciones.
-Este formulario no procesa html.







Pantalla Invisible

La sección en donde se dará a conocer obras perdidas del cine, de ayer y de hoy, con el objetivo de que lleguen al espectador con mayores inquietudes cinéfilas

Actualización: Lunes.

Blog administrado por Eduard Terrades

ARTICULOS DE PANTALLA INVISIBLE

Buscar PANTALLA INVISIBLE en

Buscar PANTALLA INVISIBLE en NEWS









© Revista Fandigital.es 2000-2017
Revista iPad / | Contactar